Conozca sus derechos durante una redada de casa

  • Si agentes  están en la puerta, manténgala cerrada y les pregunte si son agentes de ICE.
  • Pregunte a los agentes por qué están ahí.
  • Si los agentes de ICE no tienen una orden firmada por un juez, usted puede negarse abrir la puerta o entrar a su casa.
  • Si los agentes quieren entrar, pregunte si tienen una orden firmada por un juez. Una orden administrativa de expulsión de las autoridades de inmigración no es suficiente.
  • Si ellos dicen que tienen una orden, pídales que pasen la orden debajo de la puerta.
  • Busque en la parte superior  en la línea de la firma para ver si fue emitida por un tribunal y firmada por un juez o emitida por DHS o ICE y firmado por un empleado de DHS o ICE. Sólo una orden judicial/juez es valida para la entrada en su casa.
  • No abra la puerta a menos que ICE muestra una orden de cateo/registro o de arresto judicial que tenga su nombre o el nombre de alguien que viva en su casa, y/o las áreas que deben ser registradas en su dirección.
  • En todos los demás casos, mantenga la puerta cerrada. Diga: “No consiento a su entrada.”
  • Si los agentes como quiera abren paso a la fuerza, no trate de resistirse. Si desea ejercer sus derechos, diga: “No consiento a su entrada o su registro de este lugar. Estoy ejerciendo mi derecho a guardar silencio. Deseo hablar con un abogado tan pronto como sea posible”.
  • Todas las personas que se encuentren en su residencia pueden tambien ejercer su derecho a guardar silencio.
  • NO MENTIR O MOSTRAR DOCUMENTOS FALSOS.
  • NO FIRME NINGÚN DOCUMENTO SIN HABLAR CON UN ABOGADO.